Fijación del periodo de vacaciones de los trabajadores

Fijación del periodo de vacaciones de los trabajadores

vacaciones trabajadoresEl calendario de vacaciones que se fija en cada empresa debe ser publicado para conocimiento del personal, al menos dos meses antes del comienzo de las mismas. Sin embargo, se ha admitido una reducción de dicho plazo a 15 días en el caso de trabajadores fijos-discontinuos dentro de actividades concretas.

Este plazo coincide con el previsto para interponer demanda en caso de disconformidad ante la jurisdicción social.

En todo caso, el período de vacaciones debe fijarse de conformidad entre el empresario y los representantes de los trabajadores, sin que tenga cabida su determinación de forma unilateral alegando imposibilidad de acuerdo o reiteración de años anteriores.

Es discutible que la empresa pueda fijar este calendario unilateralmente, no sólo por la literalidad del Art. 38.2 del Estatuto de los Trabajadores, sino porque la jurisprudencia así se viene manifestando  por la posibilidad de recurrir su imposición mediante conflicto colectivo, lo que supone que se admite la prevalencia del interés general.

Sin embargo, también a falta de pacto, se ha admitido que la empresa fijase unilateralmente su fecha de disfrute cuando resultan razonables las fechas fijadas en función de la productividad (TSJ Cataluña 18-5-95).

No obstante no se impone expresamente su negociación  con los representantes  de los trabajadores, limitándose a señalar las competencias de éstos en cuanto a la planificación anual en convenio.

Se ha entendido que el incumplimiento de esta obligación  podía suponer el derecho a indemnización por el perjuicio causado, cuyo importe debe cifrarse según los daños o perjuicios causados y si éstos no se acreditan en el de los salarios de la propia vacación (TSJ Madrid 25-2-93). Por otro lado, se ha considerado que el retraso  de tres días, tras un proceso de negociación y habiendo disfrutado efectivamente las vacaciones en las fechas establecidas, no es relevante para pedir la nulidad de un calendario que establece turnos de vacaciones aunque pueda tratarse de una infracción laboral cuyo conocimiento corresponda a la administración de trabajo.

No se vulnera el convenio colectivo con la decisión unilateral de la empresa obligando, por razones productivas, a los trabajadores de un determinado grupo profesional  a disfrutar sus vacaciones anuales durante el mes de agosto teniendo en cuenta, además, que se han respetado otras prescripciones del convenio como son:

  • Período dentro del cual deben tomarse las vacaciones,
  • Cobertura suficiente de los servicios donde están destinados.

Así, también se admite la precisión posterior  mediante una orden que permite localizar exactamente los sujetos a quienes va referido, identificando la categoría profesional con las tareas desempeñadas.

 
Responder