fbpx

Tarjetas Revolving ¿en qué se diferencia de las demás tarjetas de crédito?

Tarjetas Revolving ¿en qué se diferencia de las demás tarjetas de crédito?

Tarjeta de Crédito Revolving

En un artículo anterior te hemos contado qué son las tarjetas de crédito revolving, pero ¿en qué se diferencia de las tarjeta de crédito corrientes?

En una tarjeta de crédito común, el usuario de la misma dispone de un límite concedido del que puede hacer uso, y que normalmente deberá devolver durante los primeros días del mes siguiente.

Sin embargo, con la tarjeta de crédito revolving, el usuario aplaza el pago del capital dispuesto, fraccionando la deuda en varias cuotas mensuales. A la cantidad aplazada se le aplicarán unos intereses estipulados en el contrato, que en ocasiones resultan excesivos, en algunos casos de hasta el 27%.

Vector de Tecnología creado por macrovector – www.freepik.es

La forma de amortización de la deuda más empleada en esta tarjeta, suele ser una cuota fija de devolución bastante reducida. En este caso, si la entidad aplicara intereses desorbitados, el cliente vería que aunque abone sus cuotas mensuales, el capital prestado puede no descender, o descender de una forma excesivamente lenta.

¿Son todas las Tarjetas Revolving igual?

Todas las tarjetas de crédito no son iguales, habrá que atender a las condiciones del contrato firmado con la entidad financiera. Uno de los elementos esenciales a estudiar, además del tipo de interés aplicado, es la forma de pago. Algunas veces, es el cliente quien puede elegir el importe que paga cada mes. Esta cantidad puede ser fija o puede ser un porcentaje sobre el capital dispuesto.

Cuando esta cuota es demasiado baja, puede ocurrir que la devolución mensual no cubra ni siquiera los intereses generados por la deuda, entrando de este modo en un círculo vicioso en el que la deuda continuará aumentando indefinidamente, pese a que los términos del contrato se cumplan.

Ejemplo del funcionamiento de una Tarjeta Revolving

A modo de ejemplo, si imaginemos una deuda de 1.000 euros, con una TAE del 25,61%, y pagando cada mes 25 euros para saldarla, se tardaría hasta seis años y 10 meses en devolver la cantidad solicitada.

En este ejemplo, una vez saldada la deuda, no solo se habrán devuelto los 1.000€ concedidos, sino que se habrán pagado 1.031€ adicionales en concepto de intereses.

Este ejemplo se corresponde con un caso de cumplimiento “normal” del contrato. Imaginemos que no sea posible dar cumplimiento al contrato por imposibilidad de abonar las cuotas mensuales pactadas.

En estos casos, el usuario se vería expuesto a una reclamación por una deuda muy superior a la cantidad que en su día utilizó con esta tarjeta, viéndose sorprendido por el importe reclamado, ante la falta de transparencia que en muchos casos reflejan este tipo de contratos.

¿Qué dicen nuestros tribunales sobre las Tarjetas Revolving?

Durante los últimos años , se han multiplicado las reclamaciones judiciales en relación con este tipo de tarjetas. Desde que el Tribunal Supremo se pronunciara por primera vez, en la STS 628/2015, de 25 de noviembre, tratando de establecer qué criterios seguir para determinar si los intereses de este tipo de contratos son o no usurarios, han sido muchas las Sentencias dictadas en las que se establece como NULA la cláusula de intereses de gran mayoría de tarjetas de este tipo. Ya en 2020 el Tribunal Supremo dictó la STS 149/2020, de 4 de marzo, declaraba y reiteraba, que se considerarían usurarios todos aquellos contratos de tarjeta de crédito revolving con intereses remuneratorios superiores al 20%.

Esta es la cifra que se ha venido barajando como límite entre la nulidad de la cláusula y la validez de la misma, dando lugar a incontables sentencias en las que se condena a las entidades de crédito a anular y devolver en su caso los intereses abonados en exceso a los consumidores afectados.

¿Cómo podemos ayudarte?

Desde nuestro despacho, venimos defendiendo al consumidor desde hace más de 10 años, frente a distintas entidades financieras, con ocasión de la deficiente información en la contratación de productos bancarios, falta de transparencia, y/o abusividad de multitud de cláusulas contenidas en todo tipo de productos.

Preferentes, acciones, cláusulas suelo, cláusulas multidivisa, gastos hipotecarios, y tarjetas revolving, entre otros productos, han sido objeto de multitud de reclamaciones presentadas desde nuestro despacho, con un porcentaje de éxito muy elevado, cercano al 100% de los asuntos planteados.

Si crees que puedes tener una tarjeta revolving, consúltanos sin compromiso.

Responder