Limitación de pagos en efectivo

La Ley 7/2012, de 29 de octubre, de modificación de la normativa tributaria y presupuestaria y de adecuación de la normativa financiera para la intensificación de las actuaciones en la prevención y lucha contra el fraude, publicada el 30 de octubre de 2012, en su artículo 7, estableció la prohibición de realizar pagos en efectivo en operaciones por importe igual o superior a 2.500€ o su contravalor en moneda extranjera, siempre que alguno de los intervinientes en esta operación sea empresario o profesional. No será de aplicación esta norma cuando la operación se realice entre particulares.

No obstante, el importe se eleva a 15.000€ o su contravalor en moneda extranjera si el pagador es una persona física que no tenga su domicilio fiscal en España y no actúe en calidad de empresario o profesional.

No es posible evitar la aplicación de la norma mediante el mecanismo de realizar varios pagos inferiores al límite, dado que la norma establece que, a los efectos del cálculo de los límites anteriormente señalados de 2.500,00 y 15.000,00 euros, se sumarán los importes de TODAS las operaciones o pagos en que se haya podido fraccionar una operación.

En cuanto al concepto de pagos en efectivo, a los efectos de esta Ley, se entenderá por medios de pago:

  • El papel moneda y la moneda metálica, nacionales o extranjeros.
  • Los cheques bancarios al portador denominados en cualquier moneda.
  • Cualquier otro medio físico, incluidos los electrónicos, concebido para ser utilizado como medio de pago al portador.

Infracciones y sanciones

El incumplimiento de esta norma constituye una infracción calificada como grave, cuya sanción consistirá en una multa pecuniaria proporcional del 25% de la cuantía pagada en efectivo. El infractor será tanto las personas o entidades que paguen como las que reciban total o parcialmente el pago.
Se establece una exención de responsabilidad por la comisión de esta infracción a la persona que participe en la operación, denunciándola posteriormente, dentro de los 3 meses siguientes al pago, identificando a la otra parte.

 

 

Responder