Artículo para la Categoría Derecho Bancario

Reclamación Gastos de Hipoteca: Documentación Necesaria

RECLAMACIÓN DE LOS GASTOS DE HIPOTECA

 

El 23 de diciembre de 2015 una sentencia del Tribunal Supremo (TS) alteró uno de los aspectos de la relación entre hipotecados y banca. Atendiendo a una demanda, anuló la cláusula de gastos en las escrituras de préstamos hipotecarios de varias entidades. Este desembolso, por regla general, ha recaído históricamente en el cliente.

La sentencia resuelve en el sentido de reconocer el carácter abusivo de la cláusula donde se especifica que los gastos de formalización de la hipoteca correrán a cargo del cliente, cuando el gran beneficiado por la constitución del préstamo es el banco, y declara, al tiempo que calcula que estos gastos (notario, registro y, sobre todo, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados -AJD-) en una hipoteca tipo de 150.000 euros pueden ascender a más de 3.000 euros.

Aunque la aplicación de esta Sentencia por el resto de Tribunales no ha sido exactamente igual en todos  los casos, la gran mayoría  de Juzgados y Tribunales están concediendo la devolución total o al menos parcial de los gastos satisfechos por el cliente.

La documentación necesaria para poder reclamar dichos gastos son:

  • Escritura de préstamo hipotecario.
  • Ampliaciones o novaciones posteriores
  • Factura de la gestoría tramitadora
  • Factura del notario
  • Factura del registro
  • Carta de pago de impuesto actos jurídicos documentados
  • Factura de la tasación del inmueble.

 

Si está interesado en la presentación de reclamación contra la entidad bancaria, póngase en contacto con nosotros a la mayor brevedad. Le ofrecemos la posibilidad, a un precio muy competitivo, de reclamar los gastos de constitución de su hipoteca que en su momento el banco repercutió en usted.

 

Reclamación de los gastos derivados de operaciones de prestamo hipotecario

RECLAMACIÓN DE LOS GASTOS DERIVADOS DE OPERACIONES DE PRÉSTAMO HIPOTECARIO

La sentencia 705/2015 de 23 de diciembre del Tribunal Supremo, abre la vía al consumidor para reclamar la devolución de los gastos satisfechos con motivo de la concesión de préstamos hipotecarios, en aquellos casos en los que la entidad prestamista impone en el clausulado del préstamo el pago al prestatario  de aranceles notariales y registrales, impuesto de actos jurídicos documentados, gestoría y tasación hipotecaria.  En estos casos, a partir de dicha sentencia y de otras posteriores de distintas Audiencias Provinciales,  es posible ya recuperar el importe satisfecho en exceso.

EL CONTENIDO DE LA SENTENCIA

La sentencia se pronuncia sobre el recurso de casación interpuesto por la entidad financiera BBVA y BANCO POPULAR ESPAÑOL SA contra la Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid de  26 de julio de 2013, que, entre otras cuestiones,  declaraba nula  la siguiente cláusula, inserta en un contrato de préstamo hipotecario:

Son de cuenta exclusiva de la parte prestataria todos los tributos, comisiones y gastos ocasionados por la preparación, formalización, subsanación, tramitación de escrituras, modificación -incluyendo división, segregación o cualquier cambio que suponga alteración de la garantía- y ejecución de este contrato, y por los pagos y reintegros derivados del mismo, así como por la constitución, conservación y cancelación de su garantía, siendo igualmente a su cargo las primas y demás gastos correspondientes al seguro de daños, que la parte prestataria se obliga a tener vigente en las condiciones expresadas en la cláusula 11ª.

La parte prestataria faculta al banco para suplir los gastos necesarios para asegurar la correcta inscripción de la hipoteca que en este acto se constituye y de los títulos previos a esta escritura, así como los gastos derivados de la cancelación de cargas y anotaciones preferentes a dicha hipoteca. Los gastos suplidos podrán ser cargados en cuenta a la parte prestataria en la forma y condiciones que se indican al final de esta cláusula.

 Los mencionados servicios complementarios que, a solicitud de la parte prestataria, el Banco decida libremente realizar, serán facturados por éste con arreglo a las tarifas de comisiones y gastos que tenga vigentes el Banco en el momento de dicha solicitud. En todo caso, se considerará que constituyen un servicio objeto de facturación los trabajos de preparación de antecedentes que deba realizar el Banco para el otorgamiento de la escritura de cancelación de hipoteca.

La parte prestataria queda obligada a satisfacer y resarcir al Banco cuantos daños, perjuicios, costas y gastos procesales o de otra naturaleza, se generen u originen al Banco por incumplimiento del contrato o para el cobro del crédito, incluyendo los gastos y costes directos o indirectos, causados por las actuaciones del Banco que tengan por objeto la reclamación de la deuda (tales como, en especial, los requerimientos de pago por correo, teléfono, telegrama, notariales), así como los derivados de los procedimientos judiciales o extrajudiciales motivados por todo ello, incluidos los honorarios de Abogado y Procurador aún cuando su intervención en las actuaciones y procedimientos judiciales o extrajudiciales no fuere preceptiva.

El Banco queda facultado para cargar en cuenta o reclamar en cualquier momento a la parte prestataria cuantas cantidades se le adeuden por los conceptos antes indicados. Las cantidades así adeudadas al BANCO devengarán, desde la fecha en que éste las hubiera satisfecho y sin necesidad de reclamación, intereses de demora con arreglo a la cláusula 6ª, y quedarán garantizadas con arreglo a la cifra prevista para gatos y costas en la cláusula 9ª”.

El Tribunal Supremo, en su sentencia, parte de lo establecido en el artículo 89.3 de la Ley de consumidores y usuarios. Este artículo califica como cláusulas abusivas, en todo caso, tanto “La imposición al consumidor de los gastos de documentación y tramitación que por ley corresponda al empresario”.  Dicha norma viene referida específicamente a los contratos de compraventa de vivienda. No obstante, el Tribunal entiende que la financiación es una faceta o fase de dicha adquisición, por lo que  aplica dicha norma a los contratos de préstamo hipotecario.

 Así, respecto a los aranceles notariales y registrales, la sentencia señala que quien tiene el interés principal en la documentación e inscripción de la escritura de préstamo con garantía hipotecaria es, sin duda, el prestamista, pues así obtiene un título ejecutivo.  Partiendo de esta premisa el Tribunal considera  que se trata de una estipulación que ocasiona al cliente consumidor un desequilibrio relevante, que no hubiera aceptado razonablemente en el marco de una negociación individualizada; y que, además, aparece expresamente recogida en el catálogo de cláusulas que la ley tipifica como abusivas

Respecto al impuesto de actos jurídicos documentados, el Tribunal Supremo señala:

“La entidad prestamista no queda al margen de los tributos que pudieran devengarse con motivo de la operación mercantil, sino que, al menos en lo que respecta al impuesto sobre actos jurídicos documentados, será sujeto pasivo en lo que se refiere a la constitución del derecho y, en todo caso, la expedición de las copias, actas y testimonios que interese y que, a través de la cláusula litigiosa, carga indebidamente sobre la otra parte contratante. En su virtud, tanto porque contraviene normas que en determinados aspectos tienen carácter imperativo, como porque infringe el art. 89.3 c) TRLGCU, que considera como abusiva la estipulación que imponga al consumidor el pago de tributos en los que el sujeto pasivo es el empresario, la declaración de nulidad efectuada por la Audiencia es plenamente ajustada a derecho.

La cláusula anulada incluye además otros gastos cuyo pago se impone al consumidor, entre los que se incluyen los gastos necesarios para asegurar la correcta inscripción de la hipoteca, los gastos derivados de la cancelación de cargas y anotaciones preferentes a dicha hipoteca, y a modo de cláusula de cierre “todos los tributos, comisiones y gastos ocasionados por la preparación, formalización, subsanación, tramitación de escrituras”, además de los posibles gastos judiciales derivados de incumplimientos del clausulado del contrato por parte del consumidor prestatario. También se declara nula la cláusula en lo que se refiere a dichos gastos.

Desde Zanón & Gil ASOCIADOS, le ofrecemos los servicios de nuestro equipo de abogados, especialistas en derecho bancario, con el objetivo de lograr la recuperación total de su dinero.

 


CLÁUSULA SUELO – Nueva Sentencia del TJUE

Novedad: Sentencia sobre Cláusula Suelo del TJUE

NOVEDAD: Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 21 de diciembre de 2016 y sus efectos

 

El pasado día 21 de diciembre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó Sentencia en respuesta a diversas cuestiones prejudiciales planteadas por varias Audiencias Provinciales españolas, en las que se planteaba la cuestión de si, de acuerdo con la normativa comunitaria, cabe la posibilidad de que un Tribunal  español anule la cláusula suelo inserta en un préstamo hipotecario  y no acceda a la devolución  de las cantidades indebidamente satisfechas por el cliente de la entidad bancaria.

La respuesta del Tribunal Europeo es clara en el sentido de señalar que la nulidad de la cláusula suelo implica necesariamente la devolución de las cantidades indebidamente satisfechas como consecuencia de su aplicación.

La aplicación de esta Sentencia abre para el afectado por la aplicación de las cláusulas suelo diversas vías de solución para la recuperación de las cantidades pagadas indebidamente. (Consultar la sentencia completa).

Desde nuestro despacho, tras varios años en los que hemos adquirido una amplia experiencia en el planteamiento de demandas relativas a cláusulas suelo, le ofrecemos el apoyo y asesoramiento  necesario para conseguir  la devolución de lo pagado de más, tanto en aquellos casos en los que resulte viable la negociación extrajudicial, como en aquellos en los que sea necesario el  recurso a la vía judicial.

A continuación damos respuesta a las consultas más frecuentes que nos hacen a diario en nuestro despacho sobre la cláusula suelo:

¿QUÉ ES LA CLÁUSULA SUELO Y CUAL ES SU EFECTO?

¿A QUIEN AFECTA LA SENTENCIA?

¿QUÉ IMPORTES PUEDO RECLAMAR?

¿ES NECESARIO ACUDIR A LA VÍA JUDICIAL? ¿ EN QUÉ CONSISTE?

¿DEBEN DEVOLVERME EL DINERO EN EFECTIVO?

¿QUÉ OCURRE SI EXISTE YA UN PROCEDIMIENTO JUDICIAL EN CURSO SOBRE ESTE TEMA?

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO FISCAL DE LAS DEVOLUCIONES?

¿CÓMO PODEMOS AYUDARLE DESDE NUESTRO DESPACHO?

 

Demanda Clausula Suelo

NUEVO VARAPALO JUDICIAL CONTRA BANKIA COMO CONSECUENCIA DE SU SALIDA A BOLSA

Actualidad: NUEVO  VARAPALO JUDICIAL CONTRA BANKIA  COMO CONSECUENCIA DE SU SALIDA A BOLSA

 

Abogados Acciones Bankia ValenciaEl pasado día 29 de diciembre de 2014, tal y como recogen diversos medios,  la Audiencia Provincial de Valencia dictó  la primera Sentencia en la que éste Tribunal se pronunció  acerca de la pretensión de nulidad de la adquisición de acciones durante el proceso de salida a bolsa de esta entidad durante el verano del año 2011.

En este pronunciamiento, la Sentencia  concluye declarando la nulidad de la orden de compra suscrita por el recurrente en su día, y en consecuencia la devolución de lo satisfecho por esta compra, poniendo de manifiesto que el adquirente  incurrió en un claro error esencial en el consentimiento, que vino causado por la incorrección, inexactitud y falta de veracidad de la información suministrada por la entidad en el folleto de emisión de los títulos.

Destaca en la Sentencia el planteamiento de nuestra Audiencia Provincial acerca de la posibilidad de alegación del error como vicio en el consentimiento cuando nos encontramos ante un producto no complejo como es la acción. Como respuesta dada a la Sentencia de primera instancia (que desestimaba la demanda tomando como base, entre otros, dicho argumento) la Resolución de la Audiencia Provincial comienza distinguiendo  entre los dos mercados  en los que se instrumenta la compraventa de este tipo de títulos, destacando la diferencia entre el mercado primario (en el que se desarrolla la salida a bolsa de esta  entidad,  siendo ella misma la que define el precio de sus acciones a partir de unos datos económicos y financieros  por ella  elaborados y proporcionados al público a través del correspondiente follero informativo de emisión) y el mercado secundario, en el que el precio del título viene definido por la propia dinámica del mercado), y en el que la transmisión de los títulos la realiza el previo adquirente de los mismos y no su emisor.

Abogado Valencia - Acciones de BankiaA partir de este dato la sentencia considera que existió un claro incumplimiento por parte del emisor  de sus obligaciones de información, a las que se refiere nuestra Ley del Mercado de Valores (Arts. 27 a 30.bis) la Directiva 2003/71 del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de noviembre de 2003, y el RD 1310/2005.

 Dicho incumplimiento, cuyo contenido viene siendo objeto de investigación  en las Diligencias penales abiertas en la Audiencia Nacional a raíz de la querella presentada por UPYD,  y que algunas resoluciones judiciales han llegado a considerar como “público y notorio”,  ha venido poniéndose de manifiesto recientemente  en diversos medios de comunicación, a partir del  informe de dos peritos del Banco de España  aportado a la Audiencia Nacional, cuyo contenido  consta en diversas  publicaciones.

A partir de las informaciones disponibles, tanto en medios de comunicación escrita como en la propia página web de la CNMV, como en el propio Registro Mercantil, poco margen de duda cabe (así lo  reflejan ya diversas resoluciones, entre otras la de la propia Audiencia Provincial) sobre el hecho de que los datos proporcionados por la entidad en su folleto de emisión,  no solo no fueron poco exactos, correctos y veraces, sino que  resultaron  del todo alejados de la realidad económica y financiera de la entidad,  que posteriormente se constató en las cuentas finalmente formuladas, auditadas, aprobadas y depositadas en el Registro Mercantil, correspondientes al ejercicio 2011.

Considerando lo anterior, así como las reglas del mercado en el que se transmiten estos títulos (mercado primario), resulta difícil sostener aquellos pronunciamientos basados  en  la inviabilidad de la alegación del error cuando  de acciones se trata, limitando su argumentación al carácter de no complejo de este producto.  No se trata de un error en el tipo de producto adquirido ( la acción) sino en la verdadera situación económico financiera del emisor de dicho  título, error cuya relevancia, esencialidad y excusabilidad  resulta patente en este caso.

 

EL INFORME DEL BANCO DE ESPAÑA Y SU INFLUENCIA EN LOS PROCESOS CONTRA BANKIA POR SU SALIDA A BOLSA

EL INFORME DEL BANCO DE ESPAÑA Y SU INFLUENCIA EN LOS PROCESOS CONTRA BANKIA POR SU SALIDA A BOLSA

Abogado Valencia - Acciones de BankiaEl pasado día 4 de noviembre, comenzó a divulgarse en los medios de comunicación la existencia de un informe pericial del Banco de España en el que se constataba la existencia de manifiestas irregularidades en el folleto de emisión de acciones de la entidad BANKIA durante su proceso de salida a bolsa en el verano de 2011.

Dichas irregularidades, se centran en haber quedado constatado, a juicio de los autores del informe y según las informaciones publicadas, que la entidad era plenamente consciente en el momento de la publicación del folleto, de que los datos en él contenidos no respondían a las exigencias que la normativa contable impone, a los efectos de que la información que reflejen los balances, responda a la imagen fiel de la empresa.

De este modo, partidas de enorme importancia en el resultado de estos balances, como la valoración de los activos inmobiliarios, o la correcta contabilización del riesgo de morosidad en los créditos concedidos por la entidad, reflejaban datos, a juicio de los peritos, muy alejados de la realidad, dado que en el momento de la publicación de este folleto BANKIA era ya plenamente consciente del deterioro de los inmuebles que formaban parte de su activo, o del enorme incremento del riesgo de morosidad que tras años acumulados de crisis, especialmente en el sector inmobiliario, había sufrido una entidad especialmente expuesta a este tipo de contingencias.

El contenido del informe concluye, con total rotundidad, según las informaciones publicadas, que las cuentas de la entidad “no cumplen con la normativa del Banco de España, Circular 4/2004 y Circular 3/2008 del Banco de España, debido a la existencia de Errores Contables que son el resultado de omisiones o inexactitudes resultantes de fallos al emplear la información, que estaba disponible cuando los estados financieros para tales periodos fueron formulados y que el Grupo BFA/Bankia podía y debía haber empleado en la elaboración de los estados (Norma 19ª de la Circular 4/2004).

Todo estos Errores fueron conocidos, en gran parte, y puestos de manifiesto en la reformulación practicada por el nuevo equipo gestor, si bien, no se trata de un “cambio de estimaciones contables” como indican los nuevos gestores.”

La principal dificultad que hasta la fecha ha venido presentando la interposición de demandas contra la entidad BANKIA por dichas irregularidades, se han centrado en la dificultad de acreditar la incorrección de los datos contables proporcionados por la entidad en el folleto de emisión de los títulos. Dicha incorrección, requería para algunos jueces de una compleja prueba en el procedimiento que en muchas ocasiones encarecía en exceso el mismo, haciendo inviable la reclamación.

De este modo, pese a que cada día son más las Sentencias que han venido dando la razón al comprador, ordenando la devolución de los importes satisfechos por la adquisición de las acciones, con sus intereses correspondientes, y considerando que la pésima situación de BANKIA en el año 2011 era un hecho notorio sin necesidad de prueba adicional, algunos Juzgados han resuelto a favor de la entidad, por entender que la simplicidad de lo contratado,(acciones), hacía fácilmente comprensible para cualquier persona media que existía un riesgo de pérdida de valor, que efectivamente se materializó poco tiempo después de la adquisición.

No obstante lo anterior, las recientes noticias publicadas sobre las incorrecciones encontradas en las cuentas que sirvieron de base a la salida a bolsa de la entidad, evidencian que la información suministrada a los potenciales compradores de acciones, resultó absolutamente alejada de la verdadera situación económica y financiera real de la entidad, sin que los datos proporcionados se correspondieran con la imagen fiel de la empresa, que ya en aquel momento, atravesaba por una pésima coyuntura, que de haberse reflejado en los libros contables, habría impedido sin duda el éxito del proceso de oferta pública de suscripción de los títulos.

Con independencia de que la conducta de los responsables de esta información pudiera o no ser considerada como constitutiva de delito, lo cierto es que las últimas informaciones refuerzan las posibilidades, ya de por sí existentes con anterioridad, de plantear ante BANKIA SA una reclamación, ya sea de forma directa, o ya a través de los Tribunales, a los efectos de recuperar los importes en su día destinados a la adquisición de este producto.

Pierde por lo tanto fuerza la necesidad de aportar al proceso pruebas adicionales en relación a la incorrección de los datos suministrados por la entidad, dada la claridad de este informe, cuya procedencia deja fuera de toda duda la imparcialidad de sus autores y la exactitud de los datos aportados, que por otro lado, se corresponden con lo que ya algunos juzgados vienen considerando como un “hecho notorio” y por lo tanto no necesitado de prueba adicional.

 

Artículos  Relacionados:

En que supuestos es nula la cláusula suelo

¿En qué supuestos es nula una cláusula suelo?

Hipoteca con Clausula Suelo

El pasado año, el Tribunal Supremo dictó la Sentencia   241/2013 de 9 de mayo, en la que establecía la nulidad de determinadas cláusulas suelo  en las que concurría una falta de transparencia por parte de la entidad financiera, al no haber informado debidamente al cliente sobre los efectos que dicha cláusula podría tener en el futuro.

No se trata, según la Sentencia, de  que este tipo de cláusulas sean nulas en todos los casos y con carácter general, sino tan solo en aquellos supuestos en los que no concurren los necesarios requisitos de transparencia e información previa al cliente. En particular, el Tribunal Supremo señala algunos supuestos que pueden dar lugar a la nulidad de la mencionada cláusula:

  1. Falta información suficientemente clara de que se trata de un elemento definitorio del objeto principal del contrato:
  2. Se insertan de forma conjunta con las cláusulas techo y como aparente contraprestación de las mismas.
  3. No existen simulaciones de escenarios diversos relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar.
  4. No hay información previa, clara y comprensible, sobre el coste comparativo con otras modalidades de préstamo de la propia entidad, en  caso de existir, o advertencia de que al concreto perfil de cliente no se le ofertan las mismas.
  5. En algunos casos, se ubican entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del consumidor.

¿Cómo afecta a mi cuota?

El efecto real que han tenido las cláusulas suelo, en aquellos préstamos hipotecarios en los fue incluida, ha sido altamente costoso para  los clientes de estas entidades, ya que los suelos fijados, se situaban en  cifras  que  han impedido aprovechar, en la mayoría de los casos, los efectos de las bajadas de tipos de interés.

De este modo, si consideramos una cláusula  en la que el suelo fijado haya sido del 3,2% (cifra que podría considerarse como media de las realmente establecidas por los bancos en el periodo 2006-2008) y analizamos el efecto que dicha cláusula ha tenido  en los últimos años, aplicada a un préstamo hipotecario de 150.000€  suscrito en enero de 2008 a 25 años  y a un interés de Euribor a un año +0,75%, observaremos cuales han sido las pérdidas reales para el cliente como consecuencia de dicha cláusula.

El tribunal de la Unión Europea considera que la reforma de ley hipotecaria es abusiva y deja en posición de inferioridad a los afectados frente a los bancos.

El tribunal de la Unión Europea considera que la reforma de ley hipotecaria es abusiva y deja en posición de inferioridad a los afectados frente a los bancos.

En marzo del año pasado los jueces de Luxemburgo emitieron críticas sobre la ley hipotecaria y dictaminaron que los jueces españoles podían suspender cautelarmente las ejecuciones hipotecarias, o lo que es lo mismo, paralizar los desahucios, mientras se determina si el contrato de préstamo incluye o no cláusulas abusivas.

Para cumplir con los requerimientos de Europa, el Gobierno reformó la ley hipotecaria meses después, reforma que a Luxemburgo no ha parecido suficiente, el Tribunal Europeo considera que los usuarios quedan en posición de inferioridad y desfavorecidos frente al banco en el régimen de recursos a las resoluciones judiciales y pide a España que modifique la Ley de Enjuiciamiento Civil (del año 2000) con el objetivo de que todas las personas inmersas en procesos de ejecución puedan oponerse en el caso de una resolución judicial desfavorable. Y es que hasta ahora, el deudor que alegaba que su préstamo incluía cláusulas abusivas no podía recurrir en caso de resolución contraria, sin embargo, el banco sí que podía interponer recurso.

La sentencia tiene su origen en una cuestión prejudicial planteada por el presidente de la sección tercera de la Audiencia Provincial de Castellón el dos de abril de 2014 en relación a las posibilidades que tiene una persona afectada por una ejecución hipotecaria a recurrir sentencias. Consulta derivada de un pleito entre dos particulares y la entidad bancaria, según informa Europa Press, entendió el tribunal de Castellón que el artículo 695 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre oposición a la ejecución, en su punto 4, tiene una redacción incorrecta en tanto supone diferentes oportunidades para oponerse a una sentencia desfavorable entre el ejecutante (el banco) y ejecutado (el deudor).

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana considera que para subsanar la cuestión es necesaria una reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

 

Fuente: elpais.com

La Audiencia Provincial de Valencia se pronuncia sobre la retroactividad de la nulidad de la cláusula suelo, concediendo la devolución de la totalidad de las cuotas indebidamente abonadas por el cliente

La Audiencia Provincial de Valencia se pronuncia sobre la retroactividad de la nulidad de la cláusula suelo, concediendo la devolución de la totalidad de las cuotas indebidamente abonadas por el cliente

Anulada Clausula Suelo en ValenciaCon fecha 9 de junio de 2014, la Audiencia Provincial de Valencia ha dictado sentencia por la que estima el recurso interpuesto en el que se discutía los efectos de la nulidad de la cláusula suelo incluida en un préstamo hipotecario.

 Como consecuencia de esta sentencia la entidad deberá abonar al cliente la totalidad de las cuotas abonadas en exceso.

Se da la circunstancia de que la entidad demandada era precisamente una de las entidades afectadas por la conocida sentencia  del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2013, en concreto la actual Caja Mar, por lo que se abre la puerta  a todos aquellos que,aún viendo eliminada la cláusula a partir de esta sentencia, no obtuvieron la devolución de lo pagado hasta ese momento.

 La diferencia fundamental que encuentra el Tribunal Valenciano entre este supuesto y el planteado ante el Tribunal Supremo es el tipo de acción emprendida,ya que mientras en este caso se trata de una acción individual de nulidad, en el caso del Tribunal Supremo se trataba de una acción colectiva de cesación.

 

Nulidad de las acciones de Bankia (II): Algunas sentencias:

Es posible recuperar la inversión en acciones de Bankia. Algunas sentencias:Demanda Afectado por Acciones de Bankia

Son ya varias las sentencias que estiman las demandas presentadas por los clientes, y condenan a la entidad Bankia a la devolución de las cantidades invertidas.

En concreto, la sentencia del Juzgado de Primera instancia nº 10 de Oviedo, de 21 de noviembre de 2013, decreta la nulidad de las órdenes de compra de acciones de Bankia por valor de 22.998,75 €, condenando a la entidad a la devolución del importe invertido más los intereses correspondientes.

El fundamento de esta Sentencia se basa en el error sufrido por el adquirente de dichas acciones, tanto en el número de títulos a adquirir como en el valor de dichos título, dado que por parte de la empleada de la entidad, según refleja la Sentencia, se les hizo pensar que compraban unos títulos muy por debajo de su valor real, y que probablemente existiría un prorrateo debido a la gran demanda existente. Esta conducta fue determinante, según la Sentencia, para que los compradores adquiriesen más títulos de los que deseaban y lo hicieran  además en la creencia de estar comprando por un valor inferior al real. Leer más

Nulidad de las Acciones de Bankia (I)

Afectado Acciones Bankia en Valencia

Recuperar el dinero invertido en acciones de Bankia es posible

Recuperar el total de la inversión realizada en acciones de Bankia, es una de las cuestiones que más interesa a quienes se han visto afectados, y lo que está motivando miles de demandas a lo largo y ancho de la geografía nacional.

En el siguiente artículo os contamos algunos de los argumentos más frecuentes en los que se basan estas demandas y algunas de las sentencias que se han dictado en este sentido.

El planteamiento principal de las demandas en las que se solicita la nulidad de la compra de acciones  se basa fundamentalmente  en el error por parte del comprador, provocado por la deficiente y/o dolosa  información recibida de la entidad, en relación  a su verdadera situación financiera. Obviamente,  el éxito o el fracaso de la demanda dependerá no sólo  de la información recibida por parte del inversor, sino también de la formación y conocimientos financieros de éste. En muchos casos, la comercialización de estos productos  se realizó con personas carentes de todo conocimiento sobre el verdadero estado de la entidad, y basándose  de informaciones que no se correspondían con la verdadera situación por la que atravesaba.Abogado Valencia - Acciones de Bankia

En base a ello, podemos decir que existe fundamento jurídico suficiente para el planteamiento de esta demanda, en aquellos casos en los que el inversor no hubiese sido debidamente informado sobre la verdadera situación económica y financiera de la entidad,  sobre sus expectativas reales,  (elemento éste esencial en el contrato de compra de las acciones) y careciera de conocimientos financieros suficientes para comprender la realidad del producto que adquiría.

A continuación, en nuestro siguiente post, encontrarás algunas de las sentencias que condenan a Bankia a devolver a sus clientes las cantidades invertidas en acciones, pincha aquí.

Visita más entradas sobre: Nulidad de acciones de Bankia